Son muchas las emprendedoras que dudan a la hora de poner precio a sus servicios, a sus horas de trabajo. Y son muchas más las que, una vez determinado su precio hora, sufren para mantenerlo y defenderlo en sus propuestas de valor.

Ante esta situación, lo mejor que podemos hacer es analizar con cuidado los elementos que inciden para la determinación del precio hora.

Entre los parámetros que debemos tener en cuenta están:

  • El salario mensual bruto que estimamos reconoce nuestro trabajo. Este salario tiene que estar en consonancia con el valor que nuestros servicios aportan. No debería resultarnos tan difícil, basta tener en cuenta que muchas de nosotras hemos trabajado previamente por un sueldo y tenemos por tanto una referencia ya de lo que nuestro trabajo valía en el mercado en ese momento. (Al menos, podemos utilizar este valor como un mínimo, o ahora que trabajas para tu propia empresa ¿el trabajo vale menos?)
  • La aportación a la seguridad social. Y en un sentido más amplio, la previsión para la jubilación. Esto merece una consideración especial. Muchas veces, nos damos de alta pagando la cuota correspondiente a la base mínima de cotización, con la esperanza de elevarla en un momento posterior…. que no siempre llega. Esta, como todas las elecciones que hacemos, se ven influidas por lo que pensamos que va a suceder en el futuro.

¿Qué pensamos que sucederá con las pensiones cuando estemos en edad de jubilación? ¿Cuantos años serán necesarios entonces para el cálculo de la prestación por jubilación? ¿Confiamos en el sistema público de pensiones o preferimos optar por asegurarnos también por el sistema privado?

La respuesta a estas preguntas será diferente para cada emprendedora y nos dirá el importe que cada mes deberemos consignar como aportación para la jubilación. También en este aspecto, podemos recordar que, cuando hemos sido trabajadoras por cuenta ajena, hemos cotizado a la seguridad social en función del salario bruto pactado con la empresa, y no siempre era una base mínima.

  • El tiempo de la jornada laboral que no es facturable. Tiempo que dedicamos a labores comerciales, administrativas o de formación. En este punto, es interesante contar con información lo más ajustada a la realidad posible. Con una simple Excel y un poco de disciplina, podemos recoger la información sobre el uso del tiempo en el trabajo.

Advierto ya que suele resultar sorprendente, cuando no alarmante, la gran cantidad de tiempo que dedicamos a trabajo no facturable.  Este ejercicio nos aporta mucha información sobre nuestro negocio. Si trabajamos por proyectos, es habitual que presupuestemos en función de las horas de trabajo que estimamos vamos a invertir en ese proyecto. Es la única manera de comprobar si la valoración estimada se corresponde con la realidad y, si no es así, tomar medidas para las propuestas futuras.

  • El resto de gastos mensuales que tenemos que afrontar para desarrollar nuestra actividad. Gastos de transporte, alquiler, suministros, teléfono, seguros, relaciones públicas y un largo etcétera que se nos van ocurriendo ¿verdad?
  • Los periodos de vacaciones
  • Los imprevistos

Una vez reflexionado sobre todo lo anterior, podremos calcular el coste real de nuestra hora de trabajo.

Hay en Internet múltiples calculadoras freelance que pueden ayudarnos.

Lo cierto es que, cuando realizo este trabajo con emprendedoras, el resultado no sorprende. El importe suele estar muy cerca de lo que ya tenían establecido.

Lo importante de este ejercicio no es solo determinar el precio hora. Lo importante es ayudarnos a defender el precio. Y, sobre todo, a defenderlo ante nosotras mismas. Nos puede servir como freno ante nuestros propios sabotajes.

Lo importante es saber que, cuando vendemos por debajo de este precio, estamos renunciando a cubrir algún coste, y, por tanto, estamos perdiendo dinero.

Lo importante es ser conscientes de que poner un precio que no cubre nuestro coste es simple y llanamente, explotarnos.

Y lo importante es recordar que, parafraseando a Carmen Maura…. Nena, ¡Tú vales mucho!

precio-venta-servicios

TwitterLinkedInGoogle+FacebookPinterestEmail