Después de los grandísimos avances de la humanidad en términos científicos y técnicos, el ser humano se encuentra en pleno siglo XXI con que todos esos saberes que ha adquirido no han conseguido suplir una de las carencias con la que las personas llegamos al mundo: dotar de sentido a nuestra existencia. ¿Qué sentido tiene mi vida? ¿Cómo hacer que mi vida merezca la pena ser vivida? Etika buruan eta ibili munduan…reflexiones alrededor de cómo vivir con ética y valores.

reflexiones-etika-buruanPara eso precisamente existe la ética, como parte de la filosofía que estudia la moral y que se pregunta por qué debemos actuar según determinadas normas y principios morales, y cómo se aplican esas normas y principios en la vida cotidiana.

La ética sirve entonces para que las personas consigan dar respuesta a estas cuestiones y para que tengan una buena vida humana.

Y este último adjetivo resulta esencial, ya que precisamente porque las personas no somos cosas, necesitamos “humanidad”, algo que sólo otros semejantes pueden darnos (amistad, aceptación, valoración, reconocimiento, amor…)

¡Qué paradoja la del ser humano! Cuanto más se empeña en comportarse éticamente y no en satisfacer únicamente sus deseos; en aportar con sus actos y sus decisiones al resto de la humanidad; en hacer del mundo un lugar mejor y más bonito; cuánto más se dirige a los demás con la dignidad y el respeto que merecen como semejantes, más se acerca a una buena vida humana y a la felicidad.

Es curiosamente la falta de egoísmo y el enfoque en el prójimo lo que produce el sentido de tener una vida humana y una vida digna de ser vivida.

La compasión y el cuidado de los otros no es una cuestión de género, sino que, tal como aporta Carol Gilligan (filósofa y psicóloga estadounidense), la ética además de justicia implica la responsabilidad por los vulnerables y por los necesitados de ayuda.

Por añadidura, la Carta de la Tierra asumida por la UNESCO en 2003:

[symple_testimonial by=” UNESCO, 2003″]O hacemos una alianza global para cuidar unos de otros y de la Tierra o corremos el riesgo de auto-destruirnos y destruir la diversidad de la vida[/symple_testimonial]

Y es que sólo un mundo con compasión y cuidado del prójimo, un mundo con ética, es un mundo para los seres humanos.

Beraz, etika buruan eta ibili munduan!!!

Si te ha gustado este artículo, te animamos a compartirlo por las redes sociales. Recuerda que también podemos conversar en Twitter (@emakumeEkin). ¡Gracias por la difusión de #EmakumeEkin!

Y si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos, también puedes suscribirte al blog. ¡Gracias por la visita!

TwitterLinkedInGoogle+FacebookPinterestEmail