Dentro de las actividades habituales de EmakumeEkin, se encuentran los Emakumeetings. Se trata de reuniones con carácter mensual, en las que las socias participantes tratan conjuntamente temas que anteriormente han decidido que resultan de interés para su actividad emprendedora.

Me gustaría dedicar este post a una de las temáticas que se han trabajado en uno de los Emakumeetings más recientes. Se trata de las dificultades de pasar de las ideas a los hechos.

Dentro de este apartado, se habían detectado previamente distintas dificultades. A continuación, resumo cuáles son las principales y las posibles herramientas para hacerles frente:

  • Escasez de ideas. La sequía creativa puede paliarse con un paseo en soledad, una excursión, un viaje o, simplemente, un tiempo de reflexión en silencio view website. Normalmente las ideas suelen aparecer en el momento y en el lugar más inesperado. En palabras de nuestra compañera Miren Lauzirika, en las denominadas “3 B”: bed, bath, bus…
  • Exceso de ideas y dificultades para manejarlas. Se trata del caso contrario al anterior. En ocasiones sufrimos un bombardeo de magníficas ideas que, sin embargo, no podemos ejecutar dada nuestra limitación de recursos, entre ellos, el tiempo. En estos casos, se precisa contar con un criterio que nos ayude a priorizar o seleccionar las ideas que pueden pasar a una fase más cercana a la ejecución. Habitualmente ya contamos con esos criterios, sin embargo, no a nivel consciente.

Una dinámica que puede ayudar en ese proceso de hacernos conscientes de los criterios para priorizar ideas, es definir, tres elementos:

  1. Lo que te ha llevado a esa idea (fundamentalmente implica una mirada al pasado)
  2. La idea propiamente dicha
  3. Lo que conseguirás con la idea (hacia el futuro)

Una clave de este ejercicio, consiste en priorizar y seleccionar sólo uno de los objetivos esperables de cara a futuro, definiendo cuál es el más importante. Esto ayuda a sincerarnos con nuestro objetivo y ser coherente y consciente del mismo.

  • Importancia de dar un voto de confianza a las ideas, antes de desterrarlas de manera definitiva. En ocasiones, descartamos la totalidad de la idea porque una parte de ella no es viable. Sin embargo, tal como Miren Lauzirika explica, en ocasiones se puede considerar que las ideas son como moléculas, compuestas por átomos. Y el hecho de que un átomo no sea el adecuado, puede abrir posibilidades a que sea modificado o sustituido, sin necesidad de sacrificar la totalidad de la “molécula-idea”.
  • En ocasiones, el hecho de exponer la idea en voz alta hace que nosotras/os mismas/os nos demos cuenta de sus fisuras, potenciales, etc. Por eso, resulta tan importante, contar con una red de contactos y apoyos como EmakumeEkin, con quien compartir esas ideas, escuchárnoslas y comprometernos con ellas hacia el exterior.
  • Una vez que se han tenido en cuenta todas las variables, recursos, modificaciones y contenidos de la idea, hay que pasar a la acción. Para ello, es importante luchar contra los cantos de sirena que nos hablen del desarrollo perfecto de las ideas perfectas. Como compartía en un post anterior, la perfección no existe, así que en algún momento habrá que conformarse con hacerlo lo mejor posible.

Ánimo y a por ello!!!!

ideas-realidad-proyecto-empresa

Imagen: Miren Lauzirika

TwitterLinkedInGoogle+FacebookPinterestEmail