Lo bueno que tienen los cursos, tanto cuando los impartes como cuando los recibes, es que se aprende mucho. Y esta es la reflexión que hago sobre la importancia de los recursos tras haber participado en una formación hace poco tiempo.

importancia-recursos

Una de las personas que asistió al curso comentó que para él lo importante de los equipos son las opiniones, y después ver si los datos refrendan esas opiniones. Obviamente, creo yo, que este planteamiento conlleva tener una mente abierta que nos permita, cuando los datos no nos dan la razón, modificar nuestras opiniones. Y en mi opinión, las emprendedoras tenemos tendencia a infradotar de recursos nuestros proyectos. Tendré que buscar datos que me den la razón o no.

He visto que muchas mujeres cuando se plantean sus empresas, piensan en requerimientos a menudo menores de los que serían necesarios. Por ejemplo, si necesitan una persona experta en consultoría en innovación, la cambian por alguien en prácticas,  si necesitan una página web, no recurren a profesionales sino que se “apañan” con personas conocidas y aficionadas a la informática, si alquilan un local…

Ser emprendedora no es fácil. Es a veces satisfactorio y a veces frustrante, a veces  divertido y otras amargo, pero fácil no. Emprender un proyecto, tanto de negocio como un proyecto vital implica tener una visión. Tener una idea sobre lo que queremos, de nosotras o de nuestras empresas, en el futuro.

La realización de esta idea pasa por dotarla de los recursos necesarios para que pueda sobrevivir y realizarse. Nunca he hecho churros, pero supongo que es imposible hacerlos sin harina.De la misma manera que si echamos demasiada saldrán incomestibles.

En el proceso de llevar nuestra idea a la realidad nos encontraremos con muchos obstáculos. He oído incontables veces que la falta de dinero se suple con imaginación y esfuerzo. Yo también lo creo. Pero imaginación no es renunciar a la profesionalidad y no todo se suple con esfuerzo.

Determinar la cantidad de financiación necesaria para nuestro proyecto es vital. Tanto para adquirir los bienes de inversión necesarios, como para cubrir los gastos de funcionamiento inicial, hasta que comiencen los ingresos. Esto es, deberemos cubrir las necesidades de capital fijo y circulante. 

Para que las ideas se conviertan en negocios, se necesita financiación, y buscar esa financiación es tarea de la emprendedora. Es una de esas tareas a veces divertida, a veces amarga, a veces satisfactoria……. Pero nunca fácil.

Si te ha gustado este artículo, te animamos a compartirlo por las redes sociales. Recuerda que también podemos conversar en Twitter (@EmakumeEkin). ¡Gracias por la difusión de #EmakumeEkin!

Y si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos, también puedes suscribirte al blog. ¡Gracias por la visita!

TwitterLinkedInGoogle+FacebookPinterestEmail