Para Marga Iñiguez, la creatividad es su causa vital. Lleva 50 años en la profesión. Sus conceptos rompedores que ella manejaba y que eran rechazados hace ya 30 años,  como  “desaprender” “hay que emprender desde lo que te apasiona” “la educación es un acto amoroso”  y “el Producto Interior no Bruto de los países es el talento” hoy en día pertenecen ya al pensamiento colectivo. 

La pionera en el estudio de la creatividad a nivel estatal nos visitará en Bilbao para impartir un taller y una conferencia, los días 1 y 2 de noviembre en Zawp Bilbao (detalles de la programación del taller de Marga Iñiguez):

Marga-Iniguez-ZAWP

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]¿Cómo recuerdas tus inicios como emprendedora? ¿qué te movió a emprender?[/symple_box]

Todo tiene unos inicios, recuerdo que a los 10 años en mi pueblo (Béjar, Salamanca) monté una compañía de teatro, preparábamos obras en invierno para tener un repertorio de unas 4 horas para veraneantes y gente del pueblo. Esa fue mi primera “formación empresarial”, vender altramuces y pipas para comprar disfraces, hacer los carteles, cobrar las entradas…en invierno no había nada más que hacer tras el colegio, y echamos a andar todo….estaba todo por hacer.

Tiempo después estuve en la RESAD –Real Escuela Superior de Arte Dramático- impartiendo teatro creativo y tiempo más tarde, becada para ir a Remscheid Alemania a estudiar creatividad y comunicación con el instituto Alemán-donde todo estaba basado en el hacer-, y a Berkeley, California. De ahí me invitaron a México, a explicar mi método de teatro creativo, al Instituto Nacional de Bellas Artes de México, y al regresar decidí que la creatividad era algo mucho más amplio y por tanto me puse a impartir talleres sobre cómo tener ideas, decidida a dedicarme a la creatividad. Tenía entonces unos 20 años.

Considero que la vida te lleva a los sitios. Yo antes de la beca no sabía lo que era la palabra creatividad, pero yo lo que quería era irme…De todas formas desde la educación de mi casa se manejaba constantemente el concepto “invéntatelo”, algo que me marco mucho. Mi madre era muy creativa, y mi padre siempre me decía eso de “El juego está en la cabeza”, significaba que todo había que inventárselo, si no sabías a qué jugar, te lo tenías que inventar.

Con todo esto, aprendí pronto que si algo me gusta, no le tengo miedo al fracaso. Aquello que te apasiona, que te gusta y en lo que crees,  aquello que haces desde el placer – no desde el esfuerzo y el sacrificio- te hace ser exitosa. ¡A mí, las cosas que no van conmigo, me producen tensión! Si trabajas desde el placer, sacas adelante las dificultades.

Trabajaste como asesora en los programas infantiles más creativos de las historia de TVE…

Sí, fueron 13 años en TVE trabajando como asesora creativa de programas como Barrio Sésamo, La Bola de Cristal, La Cometa Blanca, Pista Libre… Todo empezó cuando la CTW (Children´s Television WorkShop), para poner en marcha Barrio Sésamo en TVE,  exigía tener en el equipo una persona experta en creatividad, que supiera crear y hacer crear ideas.


¿Qué claves crees que eran (y son) interesantes para estimular la creatividad desde los medios audiovisuales?

Las niñas y niños son muy inteligentes, por tanto no se les debe subestimar, y el equipo de guionistas debía hacer por ello un trabajo avanzado, de un nivel alto. Se trataba de que desde la infancia, las y los espectadores aportaran, no “tragaran”… la TV debía ser una herramienta para ampliar la mente, activar la mente y divertir. Para ello yo también recurría al profesorado, para conocer cuáles eran las preguntas del alumnado, qué querían, qué les interesaba fuera de lo académico, cuáles eran sus intereses…  De ahí salían las preguntas como “porqué se me derrite la chocolatina en la mano” “porqué desaparece el azúcar en la leche”…que dio pie más adelante a programas de ciencia para adolescentes.

En definitiva, hablamos de tratar al público infantil con mucho respecto, ya que saben mucho, e invitar a imaginar e inventar. Metíamos muchos mensajes en ese sentido.


¿Cuales crees que son las incongruencias entre el sistema educativo actual y la demanda del mercado laboral y la sociedad de las personas?

Existe un desfase total entre la educación formal y la vida. La etapa escolar son años de pruebas objetivas, soluciones únicas. Se piensa en blanco y negro, mientras que existen más de 250 tonos intermedios de grises con sus matices….Cuando se evalúa bajo criterios blanco/negro, se está diciendo “valgo/no valgo”, lo que está ligado a la autoestima. Y las soluciones únicas aplanan el cerebro.

La gente se tira años en ese esquema mental y luego les dicen “hay que emprender” y claro, eso requiere otras habilidades, como flexibilidad, adecuación permanente, anticipación, intuición…Hay que educar en la incertidumbre, en la complejidad ¡hay que correr riesgos!  La educación ha venido preparando a las personas para el pasado.

Hay muchas incongruencias. Así mismo, es importante prepararse en la psicomotricidad fina, en la percepción visual y auditiva fina…las tecnologías  nos exigen ser personas perceptivas y muy sutiles. Otro tema importante es el de saber saber ser…. En la infancia se debe aprender a identificar lo que te pasa, y a sentir qué vas a hacer con lo que te pasa. En otras palabras, educar en el conflicto.


Hace 30 años que manejas el concepto de desaprender: ¿qué es lo que debemos desaprender? ¿cómo identificar aquellas creencias limitantes que nos impiden crear la vida que queremos?

Sacudiéndose aquello que mata el alma. Deshaciéndonos de lo que hipoteca la vida, quitando del medio lo caducado. Hay que seguir el impulso vital… existen frases dañinas, por ejemplo “yo a mi edad…” que son una tontería. Te cierran a posibilidades. “Cómo me voy a enamorar a los 80” “Cómo voy a emprender en este sector si yo no estudié….” Así se te va la vida. Te limitas….

Por el contrario, se trata de seguir tu propio olfato, y no estar necesariamente pendientes de si tu idea sigue los dictados del mercado, – para eso, siempre puedes montar una franquicia-… Se lo que sea, desaprender nuestros límites es lo que nos hace llevar a cabo algo desde la pasión, desde la propia singularidad, desde lo que eres.


Hay muchos casos de emprendedoras que montan su propio negocio por necesidad. Parece que tradicionalmente las mujeres no nos hemos permitido ( o no se nos ha permitido)  conectar con nuestra propia singularidad a la hora de emprender. ¿Podrías dar algunos consejos a aquellas que van a montar un negocio como salida laboral? ¿Y a aquellas  que  les gustaría ganarse la vida con su talento pero les frena el  miedo al fracaso?

Se ha instalado la creencia de que el trabajo es una cosa y el afecto es otra. Debemos enfocarnos en aunar trabajo y afectos, algo que considero que las mujeres, por cierto, hacemos con más naturalidad. Hay muchos ejemplos exitosos de haber emprendido por necesidad, pero todos ellos parten de hacer lo que sabes hacer, con lo que tienes….podemos trabajar en aquello que no nos implica esfuerzo. Abogar por el talento sin esfuerzo. La palabra “esfuerzo” no me gusta, nos debemos centrar más en  “persistencia”.

Desde el placer, no importa persistir en la idea, pasarse 5 noches sin dormir…porque creo en mi idea y sigo adelante con ella. Por tanto, se debe conectar con la vocación temprana, y hacerlo a tu manera. Un mal ejemplo: cuando se comenzaron a montar las casas rurales, ¡eran todas iguales!. ¿Porqué? Muchas veces hacerlo diferente no es más que un detalle, puedes emprender vendiendo algo que existe, pero empaquetado de otra manera.

Y para todo ello hace falta pila, ganas, persistencia…eso sí, sin poner todos los huevos en la misma cesta. Prudencia y manejo de la  incertidumbre. Al fin y al cabo, todo lo nuevo implica riesgo, para bien y para mal, por lo que es importante tener confianza en la vida. Yo suelo decir que se necesitan “alas para volar y pies de plomo para caminar”.

Tenemos derecho a la abundancia, y obligación de ejercer nuestro talento, que es nuestro capital personal. Si todo el mundo se moviera desde su talento, se daba la vuelta todo….


Has obtenido importantes reconocimientos como Mujer Creadora 2009 y en 2012 el homenaje de Asocrea (Asociación Española de Creatividad) como pionera de la creatividad en España, entre otros premios. ¿cómo sientes estos reconocimientos?

Siempre te alegra que te reconozcan el trabajo. Me suele alegrar especialmente cuando existen reconocimientos a nivel individual, reconocimientos persona a persona, de quienes gracias a un taller se han inventado su propio trabajo, quienes han conectado con su talento, incluso quienes han encontrado pareja en mis talleres –hay muchos ejemplos-

….recuerdo con cariño especial un acto de reconocimiento de un pueblo indígena, con quienes trabajé la creatividad y el emprendimiento. Habían inventado multitud de cosas, como una teja altamente resistente, conectaron con su talento. Me homenajearon porque, decían, habían sentido que se les trataba como personas, no sólo como indígenas…se habían dado permiso para innovar.


¿Algo más que añadir a la entrevista?

 Me parece muy interesante vuestra labor porque genera vinculación, que es un valor importante en estos momentos. Y quiero trasladar a las lectoras que lo importante es tener pilas, ir hacia delante con lo que eres, el “yo puedo”, la intuición…aprovechar que sabemos estar en varios planos a la vez, y pensar que si emprendes desde lo que eres, ¡el fracaso no es fracaso!

Muy contentas de la oportunidad que nos ha brindado Marga Iñiguez de acercar el mundo de la creatividad y el emprendimiento. Si tienes alguna cuestión que trasladarle, ¡acuérdate de la sección de comentarios!

Si te ha gustado este artículo, te animamos a compartirlo por las redes sociales. Recuerda que también podemos conversar en Twitter (@EmakumeEkin) y en nuestra página de LinkedIn (/company/EmakumeEkin). Y si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos, también puedes suscribirte al blog.

¡Gracias por la difusión de #EmakumeEkin y por la visita!

TwitterLinkedInGoogle+FacebookPinterestEmail