Hace unas semanas coincidimos con Estefi Martínez o Pedrita Parker en #innobi15. Estefi – Pedrita compartió con las personas que asistíamos el camino que ha recorrido, profesionalmente, hasta dar el paso y emprender. Hoy compartimos la entrevista que le hicimos en el blog de EmakumeEkin.

Estefi es licenciada en Periodismo, Máster en Fine Arts en EEUU y Doctora en Comunicación y Música pero, desde hace un par de años, ha conseguido hacer de su hobby, la ilustración, su profesión. Podéis ver su ponencia aquí:

De dibujar en los manteles a crear Pedrita Parker

pedrita-parker-publica-libroUna profesional que, con humor, destacó la importancia de perseverar, trabajar, esforzarse e insistir en aquello que realmente te gusta y te hace sentirte bien. Sin olvidar lo duro que a veces resulta emprender:

¿Cómo recuerdas tus inicios como emprendedora? ¿Qué te movió a emprender y dar forma a tu idea de negocio?

Creo que no fui consciente de que estaba emprendiendo nada al principio, simplemente estaba probando si mis diseños tenían potencial en el mercado o no. Cuando vi que sí, que efectivamente había una demanda y me hice autónoma es cuando me di cuenta de que la cosa iba en serio, que estaba creando una marca y con ella, mi propio negocio.

La idea surgió a raíz de la demanda, no fue al revés. Fueron mis fans en las redes sociales los que pedían que realizase determinados productos y en torno a esas demandas fui creando más diseños.


¿Qué mujeres te sirvieron de referente a la hora de poner en marcha tu propia empresa?

Aunque no nos hayamos dedicado a lo mismo (mi madre a la hostelería y yo al diseño), creo que siempre menciono a mi madre como referente porque es un claro ejemplo de mujer emprendedora. Desde pequeña he vivido de primera mano el sacrificio que supone levantar tu propio negocio pero también las grandes satisfacciones.

De mi madre (y de mi padre, porque el negocio era de los dos) he aprendido a hacer y presentar las cosas bien, cuidar la calidad del producto, intentar ser rápido y eficaz en el servicio, y sobre todo dar siempre el mejor trato al cliente. Creo que esos valores, que fueron los que ellos me transmitieron, son los pilares de Pedrita Parker.


¿Qué obstáculos te encontraste por el camino y cómo los superaste? ¿Qué aprendizajes destacarías?

Piedras en el camino me he encontrado muchas, pero creo que todas son fruto de la inexperiencia en el sector comercial. Yo soy ilustradora, me dedico al diseño de productos, a la parte creativa, pero me vi obligada a gestionar también la parte contable, el stock, logística, proveedores, etc…

Al principio, lo hacía todo. Pero poco a poco he empezado a delegar, dado el rápido crecimiento de la demanda y con ello, de la empresa.

Creo que este ha sido mi principal aprendizaje: confiar en otras personas para que me ayuden a gestionar una marca sin que pierda este toque tan personal. He tenido la suerte de que mi marido me acompaña ahora en esta aventura y que él se encarga de la gestión del e-commerce y me ayuda en la logística (al igual que mis padres, que me han ayudado mucho en épocas de alta demanda, como en Navidades), lo que me deja más tiempo para volver de nuevo a la parte creativa y poder darle más movimiento a las Redes Sociales.

Sin duda el objetivo es aumentar la familia Parker este año, abrir unas oficinas con un almacén propio (aún seguimos trabajando desde casa), realizar una fuerte inversión en nuevos productos y confiar en que continúe en aumento el rendimiento de la empresa.


¿De qué te sientes más orgullosa como emprendedora? ¿Por qué?

Estoy muy orgullosa de haber realizado la actividad en Málaga, sin ningún tipo de ayuda económica, ni siquiera de mis padres, a la hora de embarcarme en esta aventura. Trabajar desde mi ciudad y ver cómo crece la empresa es un orgullo diario.

Y cuando comencemos (esperemos que pronto) a contratar, me sentiré aún más orgullosa de estar creando empleo en mi tierra. Y también, más que orgullosa me siento muy feliz de poder trabajar en algo que me apasiona tanto como la ilustración y además poder conectar con tantísima gente. Mi parte preferida es cuando voy a alguna firma de libros y entro en contacto con  mis fans, he de reconocer que el conocerlos es lo que más satisfacción profesional me produce.


¿Qué consejos o reflexiones puedes compartir con aquellas mujeres que se están planteando emprender y crear su propio negocio como salida laboral? ¿Cuáles recibiste tú que, personalmente, destacarías?

Que si tienen una idea que la prueben. Probar si algo funciona o no, no es tan complicado ni tan costoso como creemos. Tampoco creo en que deba esperarse a recibir alguna ayuda para emprender. Por supuesto que las ayudas son bienvenidas, yo mismo estoy solicitando ahora unas para ampliar el negocio, pero son las primeras ayudas que solicito después de año y pico de trabajo.

Es decir, que comencé mi andadura profesional con mis cuatro duros y una vez que vi que funcionaba, solicité esas ayudas. Digo esto porque suelo cruzarme con mucha gente que dice: “Tengo una idea. Pero a ver si me dan X mil euros para poder llevarla a cabo”.

El “a ver si” normalmente no se materializa y muchísimas ideas se quedan en el camino por una subvención que no llega. Yo animo a esas personas que si creen que su idea es buena, que prueben a ver si el mercado es receptivo llegue o no llegue una subvención de primeras.


¿Cómo gestionas tu tiempo y te organizas?

Ahora un poco mejor. La verdad es que cuando una comienza no cuenta las horas. Trabaja los fines de semana que haga falta, sacrifica tardes con las amistades, con la familia, porque todo lo que te mueve es la pasión por tu trabajo.

Luego te das cuenta de que la pasión por tu trabajo tampoco tiene que arruinar tu salud física, mental, ni tu vida social y familiar.

Mi tiempo lo divido más o menos así: entrenamiento por las mañanas, comienzo la jornada a eso de las 9:00 respondiendo correos, atendiendo llamadas y gestionando las redes sociales. También solucionando alguna incidencia que haya podido producirse en la tienda online. Luego preparamos pedidos tanto para puntos de venta como para los clientes de la tienda online.

Las tardes suelo dedicarlas para dibujar y responder correos. A veces el planning se ve alterado por algún evento, presentación, firma… algún tema de renovación de stock o logística. Si hay algún encargo de un cliente importante, delego en mi marido para que gestione correos y automatizo las redes para poder trabajar en el encargo. Javier por su parte se dedica a la optimización del e-commerce, la gestión de datos, la analítica, el SEO y la newsletter, además de la atención al cliente.

Nos vamos adaptando a las jornadas, pero esta es a grandes rasgos nuestra vida laboral.


¿Puedes compartir con nosotras una radiografía de tu sector? ¿Qué tipo de perfiles encuentras? ¿Cuál crees que puede ser el origen?

Si con radiografía de mi sector te refieres a jóvenes emprendedoras de mi edad, creo que somos todas chicas muy bien formadas, con bastante sentido común y muy adaptables a este continuo entorno cambiante. Creo que hemos aprendido, con esto de la crisis, que ya nada es para siempre, como creían nuestros padres.

Que eso de un “contrato fijo” es algo extinto. Y que hay que adaptarse a los tiempos, dando lo mejor que sepas hacer. Somos también la primera generación usando las redes sociales para impulsar tu negocio, cosa que aún no entienden del todo nuestros padres, pero que para nosotros es parte indispensable e imprescindible de la empresa.


¿Algo más que añadir a la entrevista? ¿Alguna reflexión que quieras compartir con nosotras?

Le diría a esa persona que haya leído esta entrevista y que crea que no tiene talento para nada, que todo el mundo tiene talento. A mí me han dicho muchas veces que no sabía dibujar, y aquí estoy con una empresa cuya base son mis ilustraciones y con un libro ilustrado en el mercado y otro en el camino.

Creo que nadie tiene que decirte lo que puedes o no puedes hacer y que los límites nos los marcamos nosotr@s mism@s. Cuando crees que puedes, de verdad que puedes con todo.

Cuida con mimo tu empresa, pero también cuídate tú (recuerda que sin ti esto no funciona, así que cuida tu cuerpo y tu mente) y cuida a los que te acompañan en el viaje, porque cuando corran tiempos difíciles (porque los habrá), será esa bandada de amigos, familiares y empleados los que te ayuden a alzar el vuelo cuando te falten fuerzas.

Un placer Estefi por tu tiempo y esperamos volver a coincidir y a aprender de tu experiencia ¡gracias!

pedrita-parker-ilustradora

¿Quién será la próxima socia o mujer referente que se pase por nuestro blog y comparta sus experiencias? 

Si te ha gustado este artículo, te animamos a compartirlo por las redes sociales. Recuerda que también podemos conversar en Twitter (@EmakumeEkin) y en nuestra página de LinkedIn (/company/EmakumeEkin). Y si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos, también puedes suscribirte al blog.

subscribirse-por-email-emakumeekin

¡Gracias por la difusión de #EmakumeEkin y por la visita!

TwitterLinkedInGoogle+FacebookPinterestEmail