Esta semana entrevistamos a Victoria Urkiaga, profesora de yoga y terapeuta.


Cuéntanos brevemente a qué se dedica tu empresa

Mi empresa, que, básicamente soy yo, se dedica a la transmisión de los conocimientos adquiridos por mí, desde el año 2.000, sobre Yoga. También dedico mi tiempo a recibir personas en mi consulta, donde implemento las herramientas terapéuticas que durante estos años he conocido y comprendido.


¿Qué te motivó dar el paso?

En el año 2.002 era una pequeña empresaria de hostelería; decidí soltar las amarras de mi barco y  navegar por el nuevo mundo que acababa de descubrir hacía dos años. Fue una decisión impulsada por la necesidad de sentirme bien conmigo misma, con mi vida, con mi trabajo, con mi estar en el mundo.


¿Qué personas te sirvieron de referente para dar el paso?

Había estado recibiendo muchas clases de yoga, miraba a los profesores/as, y veía en ellos algo que yo anhelaba. Fundamentalmente mis referentes para dar el paso, han sido dos: el maestro del Ashram o escuela de yoga donde estudié; y el que aún es mi profesor, maestro y amigo en Bilbao, donde sigo recibiendo sus clases de yoga.


¿Nos cuentas un obstáculo y una oportunidad que hayas superado en este proceso?

Un obstáculo significativo ha sido el económico. Al hacer la transición de hostelería a profesora de yoga, de pronto, me introduje en la cacareada crisis, bastante antes del 2.008 pasé de un estatus económico medio-alto, a vivir con lo justo y necesario.

Algo que suelo hacer es utilizar cualquier situación de la vida como maestra; y es lo que hice. Aprendí a vivir con lo necesario, a viajar sólo a lugares imprescindibles (soy una sagitario muy activa en lo de viajar ); y aprendí mucho de mí, de mis reacciones personales, de mis miedos, de mis deseos, de mi mundo interior, en definitiva; crecí interiormente. Me siento agradecida por lo vivido y aprendido.


¿Qué nos puedes contar de tus próximos proyectos?

Estoy siempre escuchando al lado silencioso de la Vida, porque sé que aunque haga proyectos, hay una voz poderosa y benefactora ahí fuera, que quizás considere que mis proyectos no son buenos  para mi desenvolvimiento en la vida. En cualquier caso quisiera irme a vivir a Mérida en México, con compañeros/as y amistades de trabajo que he ido conociendo a lo largo de estos años.  Mi proyecto pasa por dar clases y terapias allá en la bellísima tierra de los antiguos toltecas, que eran personas sabias, porque escuchaban su propio corazón.

Próximamente vamos a impartir un curso de yoga anti-envejecimiento. Os invito a consultar el programa (puedes hacerlo aquí).

yoga-antienvejecimiento-victoria-urkiaga

PUEDES CONSULTAR EL PROGRAMA COMPLETO HACIENDO CLIC EN LA IMAGEN


¿De qué te sientes más orgullosa?
De lo que más orgullosa me siento, es de haberme levantado cuando me he caído.

Si quieres contactar con Victoria Urkiaga, lo puedes hacer por teléfono (94 602 09 02 / 637 580 299) o por correo electrónico: kaliayani11@gmail.com

Eskerrik asko, Victoria.

victoria-urkiaga-profesora-yoga

TwitterLinkedInGoogle+FacebookPinterestEmail