¿Cuáles son esas barreras externas e internas a la hora de emprender? Pon nombre a las dificultades y sabrás saltar por encima de ellas.

Desde que EmakumeEkin dio sus primeros pasos, uno de los principales objetivos ha sido identificar las barreras internas y externas que nos dificultan a la hora de emprender o hacer crecer el negocio. Porque sabemos – lo vivimos cada día- que tomar conciencia de esos temas es la clave para modificar la realidad.

Hoy nos vamos a centrar en superar las autolimitaciones, esas cuestiones que, por como nos han venido educando y por cómo nos venimos socializando las mujeres, son barreras añadidas. Se trata de esos temas que piensas que solo te pasan a ti pero que se da por como nos han venido educando-socializando.

6 temazos clave para las emprendedoras

Confío en mi criterio: Fundamental. Tener dudas es normal, y no tenerlas también. Es habitual que alrededor de nuestro negocio haya muchas personas “opinólogas” que dicen saber –aunque no hayan emprendido en su vida-  cómo deberías hacer las cosas. Escuchar está bien. No hacer caso, también. Si te equivocas, te equivocarás tú. El aprendizaje es parte del proceso. Y el autoconocimiento la clave para avanzar. Para confiar en mí, debo centrarme en mis necesidades y deseos. Conectar con mi intuición y mis saberes.

Valoro mi trabajo: Y  si tengo una empresa, lo valoro en euros. Eso de educarnos en “lo doy todo por las demás personas” es anti-solidario contigo misma. Poner un precio a tu trabajo, un precio justo contigo, te pone en valor. Te da autoestima. Y hace que el resto valore tu trabajo. Especialmente si te dedicas al sector artístico-creativo, o del cuidado de otras personas, o a trabajar con colectivos socialmente desfavorecidos, cuidado con infravalorar tu trabajo. Y la frase “ahora lo pongo barato porque estoy empezando” ¡debería estar prohibida!. Sin euros, a la larga desaparecen las empresas y su función. Dando valor a tu trabajo, saldrás del autoengaño.  Lo barato sale caro y en este caso el precio lo pagas tú.

Gestiono la incertidumbre y el riesgo, a pesar de los miedos: ¿Quién no tiene miedo? Todo el mundo. La diferencia entre quienes tienen miedo y se paralizan y quienes -aún teniendo miedo- avanzan, es qué hacen con ese miedo. Como dice el libro de Susan Jeffers, “Aunque tenga miedo, hágalo igual”.

No me escondo. Aquí estoy yo.  Las mujeres sabemos todos los esfuerzos que ha venido haciendo la sociedad, la historia, la prensa, por invisibilizarnos. El miedo a sentirnos cuestionadas, el miedo a la crítica despiadada, hace que a veces seamos nosotras mismas las que demos pasos atrás. Tener una empresa es hacerla visible, hacerte visible. Salir a la luz, a twitter, a la radio, a las calles, a los eventos influyentes, a reuniones sectoriales, te hace más fuerte.

Pienso en modo estratégico. Para muchas empresarias como tú,  el tiempo – o la falta de- es un tema. Las empresas deben centrarse en lo importante y no urgente para poder avanzar a futuro. En lo realmente estratégico. En este post te dará argumentos internos para reservarte espacio para pensar.

Aprender a decir no – sin sentir culpa-. La culpa es uno de los temas estrella al que darle la vuelta. Hay un artículo muy revelador en Faktoria Lila Seguro que le encuentras puntos de unión con tu empresa. Y aquí otros dos enlace del blog de EmakumeEkin, dos reflexiones sobre decir no. Una en castellano, otra en euskara

¿Te has sentido identificada con estos temas?. Si quieres explorar más, aquí el manual que EmakumeEkin ha redactado para  Diputación Foral de Bizkaia en el marco del programa Andrekintzailea, coordinado por BM30.

Las páginas 15-18 te ofrecen aspectos concretos y soluciones posibles.

Ya tienes nuestras 6 claves para superar tus autolimitaciones. Reflexiona y empieza a introducirlos en tu proceso de emprendimiento. ¡Animo!

clave-para-emprendedoras

TwitterLinkedInGoogle+FacebookPinterestEmail