Angéline Danel, cantante lírica y sofróloga (SofroBilbao ) y Amaia Ganuza, coach de salud integral y desarrollo personal (Food Power), han unido sus conocimientos para acompañar a las personas en el camino de empoderarse a través de la alimentación y de la autogestión del estrés. Nos hablan de ello en esta nueva sección, EmakumeEkin en tándem, una ventana para que las socias de EmakumeEkin que están desarrollando proyectos conjuntos nos inspiren con sus experiencias.  En el caso de Amaia y Angéline, “expansión” y “crecimiento” son las palabras con las que definen esta aventura colaborativa.

¿Cómo nos presentarías a tu compañera de proyecto?

Angéline: Amaia es una mujer apasionante y apasionada en cómo la gente se puede empoderar a través de su manera de alimentarse, respetándose y potenciando su salud para encontrar su camino desde una vida sana y equilibrada. Me inspira mucho en su manera de liderar el movimiento Food Power.

Amaia: Angéline es una mujer muy vital y creativa que ha convertido su profesión como cantante lírica y sofróloga en una vía de crecimiento y desarrollo personal y pone su conocimiento y experiencia a disposición de todos aquellos que quieran vivir con más calidad y plenitud.

¿Cómo os conocisteis?

Amaia: Yo tenía mucho interés en saber más sobre la sofrología y me quedé con el nombre de su empresa «SofroBilbao» cuando apareció en el chat de EmakumeEkin hace algo más de un año. Más tarde me llegó la información de un taller de presentación de los servicios de Angéline como sofróloga, asistí y me encantó.

¿En qué colaborasteis?

Angéline: Ofrecemos talleres donde fusionamos las misiones de Food Power y de SofroBilbao: acompañar a la gente a coger las riendas de su vida, y empoderarse a través de la alimentación y de la autogestión de estrés a través de técnicas de respiración, relajación en movimiento, visualización positiva y el trabajo de la propia voz.

¿Teníais alguna experiencia previa de un proyecto compartido o colaborativo?

Amaia: Yo formo equipo con Joseba Domínguez, chef saludable de FoodPower y Natalia Matrelle, dueña de Txokolate Eventos, donde comenzamos a impartir talleres de nutrición y cocina saludables. Además, participo en un proyecto de emprendimiento colaborativo basado en el consumo en el que ponemos los talentos de las personas al servicio de un equipo, generando sinergias y potenciándonos mutuamente. Creo en un modelo de relaciones horizontales en el que todos desarrollamos nuestro potencial y estamos al mismo nivel, donde la competencia ya no es una opción.

Angéline: En mi vida de cantante lírica en Francia, colaboré en muchos proyectos musicales y teatrales compartidos o colaborativos, no solo en el mundo de la música clásica, sino también en proyectos con objetivos sociales y de difusión a un público amplio. Esto me ha permitido encontrar gente que venía de otros ámbitos y me ha despertado la pasión por acercarme todavía más a la persona. Desde ahí ha nacido SofroBilbao.

¿Qué os llevó a colaborar? ¿Qué teníais en común o por compartir?

Amaia: Intuitivamente supe que Angéline y yo compartimos gran afinidad personal, cada una con su proyecto y sus herramientas, pero con la misma misión: acompañar a las personas en un proceso de empoderamiento. La mayoría de los clientes que vienen a mi consulta con problemas digestivos sufren estrés y creo que la sofrología es una herramienta muy interesante y accesible a todo el mundo para manejarlo adecuadamente y mejorar la calidad de vida junto con la alimentación.

Angéline: Creo que lo que Amaia y yo tenemos en común es una experiencia de vida de mujeres que han tenido que luchar para encontrar su propio camino, trascendiendo muchas limitaciones procedentes del entorno. Esto nos obligó a reflexionar mucho y a caminar hasta encontrar nuestro poder dentro de nosotras, permitiéndonos vivir en la plenitud de nuestro ser como mujer, compatibilizando nuestra vida profesional y personal como madre y pareja, día a día.

¿Creéis que este tipo de colaboraciones pueden ser una forma alternativa de crecimiento para vuestra empresa? ¿Por qué?

Amaia: Sí, porque se generan sinergias, crecemos como personas y aprendemos cosas nuevas a través de la relación y la colaboración profesional, además de llegar a un público más amplio.

Angéline: En mi entorno familiar no he tenido modelos de mujeres emprendedoras. Las colaboraciones para mí, a nivel laboral, son una manera de aprender mucho, inspirándome en el recorrido de otras mujeres, haciéndonos crecer a mi empresa y a mí.

Nos gustaría conocer vuestra opinión sobre EmakumeEkin como foro de sinergias o red.

Amaia: Poder relacionarme con tantas mujeres emprendedoras en EmakumeEkin es una manera de escapar del ambiente de incomprensión hacia la mujer independiente y emprendedora que reina en nuestra sociedad y encontrar un oasis en el que cargar las pilas, inspirarme con los maravillosos proyectos y la creatividad de las compañeras y encontrar apoyo y colaboradoras afines con las que crecer, tanto a nivel personal como de negocio.

Angéline: Yo, no solo soy mujer. También soy francesa, y además viniendo de un mundo profesional muy cerrado: el de la música clásica, muy alejado del mundo empresarial. Podríamos decir que acumulaba varias desventajas. Pero gracias a EmakumeEkin, he podido empezar a encontrar personas que me han orientado en lo que para mí al principio era una jungla, a darme a conocer como profesional, pero también a encontrar profesionales muy competentes para los servicios que necesitaba para el desarrollo de mi actividad. Puedo citar a Aida Pérez por el diseño de mi logo, a Silvia Oselka por mis fotos, y a Carmen de Caoching Factory y Tania Silvestrini por el asesoramiento.

La oportunidad de poder intercambiar y colaborar con otras mujeres emprendedoras, me enseña que es posible, y es un apoyo tanto a nivel laboral como personal. Para muchas mujeres todavía no es algo natural tener un proyecto laboral propro, y para poder sostenerlo es imprescindible sentirse apoyada. Cada una de nosotras nos hacemos más fuertes, no solo como mujeres, sino también a la sociedad en general.

¿Repetiréis la experiencia conjunta? ¿Estáis valorando nuevas colaboraciones con otras socias?

Amaia: ¡Por supuesto que sí! Además de mi colaboración con Angéline y Natalia Matrelle, tengo en marcha un proyecto junto con Iraide Niembro de Mundo en Calma y Amaia Aguirre de Coaching Factory para ofrecer servicios de salud integral para empresas.

Angéline: ¡Claro que sí! Con Amaia es sólo un inicio. En cuanto a colaboraciones con otras socias, están ya en marcha, con mi proyecto «Encuentros con una Diva”.

¿Podríais describir en una palabra la experiencia compartida?

Amaia: Expansión.

Angéline: Crecimiento.

amaia-angeline-tandem
TwitterLinkedInFacebookPinterestEmail