Si has llegado a esta página, tendrás curiosidad por saber qué son los Emakumeeting y por qué son tan apreciados por nuestras socias.

A principios de año, las socias de EmakumeEkin decidimos qué temas o inquietudes profesionales queremos trabajar a lo largo del año. Con las temáticas elegidas, una vez al mes nos reunimos y realizamos el Emakumeeting. Durante hora y media se ponen en común los aprendizajes individuales, las soluciones o posibles alternativas que se nos ocurran para abordar la temática elegida.

Se trata de una reflexión colectiva frente a una jornada de formación y contamos con el apoyo de una socia que se ofrece como facilitadora voluntaria.

Hora y media para nutrir nuestros negocios.

En Bizkaia, son sesiones exclusivas para asociadas.

En el caso de Vitoria-Gasteiz y Donostia, están abiertos a cualquier mujer emprendedora o empresaria que quiera participar. Tienes la oportunidad de conocer a otras profesionales de tu entorno, alimentar tu red y hacer ese netkworking cercano que tanto nos gusta en EmakumeEkin. ¿Te animas?

Descubre el calendario de EmakumeEkin por provincia. Si estás interesada, puedes apuntarte por mail: socias@emakumeekin.org. Según se acerquen las fechas, iremos actualizando la dirección exacta donde se celebrará el Emakumeeting.

Debido a la situación actual, todos los Emakumeeting se celebran de manera online. Una vez te apuntas a la jornada, recibes un enlace con los datos para que puedas participar en la sesión vía Zoom.

10 de marzo: Priorizar-me

Trabajar en la estrategia de mi empresa atendiendo a mis sueños, no a mis miedos. Tener bien clara y visible mi estrategia (hacia dónde quiero ir). Priorizar lo importante, la propia emprendedora. Fomentar el autoconocimiento y la reflexión para conectar con sus propias necesidades, señales de alerta y entender que su papel como “sus propias jefas” pasa por cuidarse para estar mejor, poder trabajar mejor y cuidar el activo más importante de su empresa: ella misma.

Poner el foco en no seguir sometiéndonos a condiciones laborales inadecuadas que desatienden nuestra salud, bienestar o descanso. Dicho de otro modo, trabajar el autocuidado. ¿Sabías que….? Se nos ha educado para cuidar a otros primero antes de cuidarnos a nosotras. No somos las primeras en nuestros listados de atención y ponemos nuestras necesidades después de las del resto.

 

27 de marzo: Conozco mi valor.

Saber defender tus precios y tu propuesta de valor. Armarse la seguridad y la autoconfianza para abordar nuevos retos con un refuerzo de autoestima que nos sirva para despejar fantasmas internos y afrontar realidades diversas gestionando los miedos. De este modo nos resulta más fácil dar pasos.¿Sabías que…? Estudios demuestran que una de las áreas en las que evitamos avanzar por miedo es el área comercial, por pudor a llamar, a llevar la iniciativa, miedo al rechazo y/o no sentirnos suficientemente preparadas.  En la base está nuestra educación.

 

8 de abril: Contrastar lo que hago para ganar confianza.

Cada una va a poder contar en detalle lo que necesita, qué hace y qué necesita saber. El grupo va a poder retroalimentar y hacer de espejo para dar apoyo mutuo. Como el formato es participativo y se fomenta la conversación y el debate se visibilizan distintas formas de hacer.  El encuentro con otras mujeres que están en una situación similar sirve de herramienta para conocer otros modelos de empresa, liderazgo y éxito con el que poder sentirse más identificadas.

Cada una puede ser y encontrar referentes en otras mujeres cercanas que llevan un camino recorrido en algún aspecto en el que una necesita apoyo. ¿Sabías que…? Faltan referentes femeninos en nuestra sociedad sobre mujeres de éxito, emprendedoras.

 

30 de abril: Mi plan comercial

Trabaja las cualidades que saltan las barreras de género. Vamos a idear un plan y a llevarnos las actitudes y aptitudes necesarias para llevarlo a cabo. Se hace hincapié en que el hecho de que  haber emprendido ya constata valentía y decisión, cuestiones que  se pueden aplicar a ámbitos de la gestión empresarial. Se refuerza a cada mujer emprendedora en sus motivaciones, inquietudes y se le acompaña para que reflexione y planifique sobre qué y cómo quiere que sea su empresa y su desarrollo y se le anima a que tome la iniciativa.

¿Sabías que…? Hay muchas formas de liderar una empresa y de crear un plan comercial diferente a los modelos estereotípicamente masculinos que aún imperan en nuestra sociedad. Hemos de buscar y poner en valor nuestra manera de hacer las cosas, la manera de cada una de nosotras. Y hemos de mirar no solo a “mañana” que sino elaborar un plan comercial estratégico,  realizable, importante,  para no dejar que el peso de los roles de género haga relegar la estrategia a un lugar insignificante.

 

11 de mayo: Separar lo profesional de lo personal.

Entender “Yo no soy mi empresa” ayudará a reducir culpas y trabajar actitudes que no necesariamente deseo yo pero que mi empresa necesita, tales como el arrojo, la iniciativa, la gestión del miedo, la incertidumbre. Se trabaja la gestión del tiempo con perspectiva de género por medio del análisis de nuestro día a día, la escucha a las propias necesidades y su priorización. Se trabaja la asertividad, poner en valor el trabajo de cada una y la gestión de las emociones negativas que nos impiden, en muchas ocasiones, crecer en nuestro trabajo y disfrutarlo.

¿Sabías que….?:  Las dificultades de la conciliación familiar y laboral. El emprendimiento requiere mucho tiempo y dedicación y aún hoy muchas mujeres encuentran dificultades logísticas, familiares y también personales internos, como la culpa. Aportar nuevas claves para abordar los retos de la conciliación familiar y su equilibrio vida personal-trabajo-familia, que sea adaptado a la realidad y a los deseos de cada mujer emprendedora en cada momento.

 

29 de mayo: Cómo hablar de dinero con mi clientela.

Trabajaremos trucos para poder gestionar mejor esos momentos sin sentir culpa ni incomodidad. ¿Sabías que…? Las creencias con respecto al dinero – teniendo en cuenta que a las mujeres nos han venido educando en relegarnos a los cuidados y en alejarnos del dinero y el poder- son un  caballo de batalla. Sentir que tengo derecho a ganar dinero, poner un precio a lo que vale mi trabajo, hablar sin pudor de dinero, establecer una relación más natural con esa parte de nuestro negocio.  Solo el hecho de poner en común esas dificultades puede ser sanador y puede ayudar a dar pasos de cara a abordar esas situaciones sin incomodidad.

 

10 de junio: El arte de vender a tu estilo.

Trataremos de encontrar las formas en las que cada una vende mejor, para encontrar otros modos de hacer empresa alejados de lo tradicional. Favorecer la autoestima y la autoconfianza. Se trata de promover la confianza en el propio criterio, tanto a la hora de tomar decisiones, hacer labor comercial, poner un precio al propio trabajo y argumentarlo.

¿Sabías que…? Se fomenta la mirada crítica a lo establecido para visibilizar la diversidad de estilos y las diferentes maneras de llevar a cabo la acción comercial. Para vender también hace falta empatizar, escuchar, hay que superar la imagen de comercial tradicional, genera rechazo vender si tenemos en mente el tipo de comercial que no atiende a las necesidades de quien compra. Hay otras formas de hacer negocios, formas de éxito basadas en distintos criterios, superando los modelos de la empresa tradicional.

 

10 de septiembre: Vencer el miedo al NO.

Por un lado, trabajaremos las objeciones y cómo dar con argumentos para poder llegar a objetivos. Es decir, eliminar el miedo a que nos digan que no. También trabajaremos la propia asertividad. Aprender a poner límites. Aprender a decir que no, y a establecer de forma clara las condiciones y los derechos de cada una como mujeres emprendedoras.

Decir “No” como el atrevimiento para decir “Sí” a oportunidades que conllevan la necesidad de “arrojo”, “iniciativa” y “proactividad”. Sobre todo, se trabaja la asertividad para dejar la vergüenza y la culpa. ¿Sabías que…? El miedo al rechazo, el miedo a no ser queridas, la dependencia emocional se da también en la labor comercial. Venimos detectando que la autoexigencia, el perfeccionismo y el miedo al éxito y el fracaso nos suelen frenar a la acción.

 

25 de septiembre: Haz networking: expande tu zona de acción

Genera redes con mujeres de distintos territorios, te ayudará a crear proyectos más interesantes. Enfoque de género: Hay estudios que ponen en claro que las mujeres, por el peso no equilibrado de los cuidados, emplean menos tiempo en crear relaciones profesionales. Muchas veces las sesiones de networking son en horarios que dificultan el acceso. Aquí queremos reforzar esa necesidad y darle respuesta.

 

9 de octubre: Reducir miedos y aumentar la autoconfianza

Reducir miedos y aumentar la autoconfianza. Miedo al emprendimiento, al fracaso, al éxito, al rechazo, a la soledad, a fallar en sus decisiones, a no ser querida por las decisiones que puedan tomar, etc. ¿Sabías que…? En muchos momentos del proceso de emprendimiento éste se ve afectado por la falta de apoyo del entorno social y familiar, medios de comunicación, entidades bancarias y financieras… Se trata por tanto de apoyar, de acompañar en los miedos, en la soledad y en la frustración con la que cada una se ha encontrado y se encuentra en las diferentes etapas del emprendimiento y darle la vuelta.

 

6 de noviembre: Trucos para detectar y saltar barreras internas de género en el día a día.

Trabajaremos trucos para poder gestionar mejor esos momentos sin sentir culpa ni incomodidad. ¿Sabías que…? Las creencias con respecto al dinero – teniendo en cuenta que a las mujeres nos han venido educando en relegarnos a los cuidados y en alejarnos del dinero y el poder- son un caballo de batalla. Sentir que tengo derecho a ganar dinero, poner un precio a lo que vale mi trabajo, hablar sin pudor de dinero, establecer una relación más natural con esa parte de nuestro negocio.  Solo el hecho de poner en común esas dificultades puede ser sanador y puede ayudar a dar pasos de cara a abordar esas situaciones sin incomodidad.

 

10 de diciembre: Celebración de logros, compartir

Un momento para abrir la caja de las celebraciones: ¿De qué te sientes orgullosa este año? ¿Qué has conseguido, grande o pequeño, tangible o intangible, que deseas compartir? Un subidón colectivo para aplaudirnos, motivarnos, ayuda a empoderarnos.

Vamos a hacer visibles también las colaboraciones surgidas este año a raíz de los EmakuMeetings. Estos encuentros favorecen la creación de colaboraciones, espacios de confianza. Muchas veces estas colaboraciones se hacen visibles, las hacen visibles las propias socias en las redes sociales. Esta vez vamos a hacerlas visibles en la propia reunión, ya que ocurren de forma natural y casi no nos damos cuenta que estamos tendiendo puentes unas con las otras gracias a los encuentros.

¿Sabías que…? A menudo el aislamiento impide celebrar logros pequeños Falta apoyo del entorno y poca gente conoce el esfuerzo que supone emprender.

 

 

TwitterLinkedInFacebookPinterestEmail