Como emprendedora y responsable de tu marca, la clave de explicar a qué te dedicas y conectar, está en primer lugar en conectar contigo misma.

Permíteme querida lectora en retarte, antes que nada. ¿Qué es lo que es incorrecto en el título de este post?, ¿Qué actitud percibes en la emprendedora que llama a su propio negocio, “mi rollo”?

Ese tipo de pensamiento es una telaraña que retiene tu energía, y te sitúa en una posición de poco poder.

En primer lugar, para conectar, como decíamos al principio, necesitamos estar conectadas con una alta energía, ilusión arrebatadora por “lo nuestro”, convencidas de que estamos ayudando con nuestros conocimientos y de que el mundo nos necesita.

La importancia del lenguaje.

El lenguaje es el reflejo de nuestros pensamientos, y el título, nos describe una persona que no confía en ella y que cree que nadie la comprende y la entiende. Henry Ford dijo algo así como “sea lo que sea, estarás en lo cierto”, porque nosotras construimos nuestro mundo.

Tal vez tengas razón, tal vez a las personas a las que cuentas “lo tuyo”, no es tu público objetivo. No eres tú; son ellas. Eso quiere decir que aún no has encontrado tu nicho objetivo. Puede que seas una bella ave rodeada de patos. Así que, cambia tu círculo, redes y asiste a nuevos networking para identificar a quienes conecten contigo.

O simplemente, quienes te escuchan sí son tu clientela potencial, pero la cuestión es que destilas inseguridad y apatía. Así que, ésta es la mala noticia: sí que metes “rollos”.

La palabra “rollo” tiene varias acepciones. También tiene usos coloquiales, por ejemplo, para referirnos, según la RAE, a un “discurso largo, pesado y aburrido”.

Y efectivamente, cualquier persona que se extienda más de la cuenta, y acapare la conversación, por muy bien que hable, finalmente, su discurso se convertirá en un “rollo”.

Cómo preparar tu presentación: Elevator pitch.

Como hemos venido diciendo en post anteriores, prepárate un discurso breve. Suelen llamarse “elevator pitch”. Son unas piezas comunicativas breves e impactantes porque se adaptan a las necesidades de las personas que te van a escuchar o del contexto en el que te encuentres.

Recordamos la esencia de un elevator pitch que cuente lo que haces y conecte:

  • Debes ser breve (30 segundos). Es un ejercicio muy poderoso. Te reto a intentarlo.
  • Debes ir al grano: a resolver la necesidad de quien lo escucha, en caso de que sea cliente potencial. ¿Cómo resolverás sus problemas?
  • Incluye algún caso de éxito, empresa de referencia, con la que pueda identificarse. No es necesario dar el nombre de la empresa, pero sí, hacer referencia al sector, tamaño, problemática que abordaste…
  • Debes incluir una pregunta: ¿Ya conocías estos servicios?, ¿Cómo fue la experiencia?, ¿Cómo crees que podríamos ayudarnos?, ¿Te parece interesante para tu empresa?, ¿Cómo podría ayudarte?, ¿Qué es exactamente lo que te parece interesante de mis servicios?
  • Lo más importante: interésate por “su rollo”. Hazle preguntas sobre su negocio. Inicia tú la conversación: ¿A qué te dedicas?, ¿Cómo ayudas a las empresas?, ¿Qué es lo que más te gusta de lo que haces?

Escuchar a la otra persona es lo que te ayudará a conseguir que la otra persona te preste atención.

Existe otra acepción coloquial de la palabra “rollo”: dícese de una relación amorosa. Aunque ésta sea pasajera, hay momentos y conversaciones, que nos resultan sorprendentemente agradables. Puedes conseguirlo con el modelo de la narrativa, que recogimos en este post sobre “storytelling” adaptado al “elevator pitch”.

Pasa de “contar tu rollo”, a “tener un rollo” -profesionalmente hablando-, desde el “buen rollo”.

Y de buen rollo, seguro que sabes más que quien escribe este post. Recuerda cómo hablas cuando estás feliz, cómo sonríes a las personas a las que quieres, cómo cuentas una anécdota en tu círculo de confianza, rescata las sensaciones que tuviste cuando te sentiste segura la última vez… Y con todas esas buenas vibraciones, y un “elevator pitch” preparado, contagia tu “buen rollo”.

Me apunto a escuchar tu rollo. Todas quienes formamos parte de EmakumeEkin queremos escuchar tu rollo. Practica con nosotras. Aprovéchate del buen rollo de Emakumeekin.

elevator-pitch
TwitterLinkedInFacebookPinterestEmail