En EmakumeEkin sembramos entornos de confianza para que las asociadas puedan recoger frutos de colaboración. Por eso nos encanta escuchar historias como la de Natalia Matrelle, que en su estudio de Branding ha conformado una red de colaboradoras expertas, con las que ha logrado dar una nueva dimensión a su estudio con un equipo multidisciplinar. Las protagonistas de esta red son mujeres, en su mayoría asociadas de EmakumeEkin. Compartimos las claves de este caso de éxito:

Natalia Matrelle tuvo siempre muy clara la necesidad de formar un equipo especializado en cada área del Branding de su empresa, para ofrecer el expertise necesario a su clientela.

En EmakumeEkin conoció a la mayoría de su equipo actual. Para ella es la primera experiencia de colaboración y destaca que es una fórmula muy apropiada para ofrecer un trabajo de calidad que marque la diferencia.

Además de resultados, también destaca que el propio proceso de trabajo se convierte en una experiencia significativa. “Es una forma de crecimiento, porque nos apoyamos, y cuando nos reunimos, no solo nos ponemos al día sobre los proyectos que tenemos en el estudio, sino que nos reímos y nos sentimos acompañadas.”

Natalia afirma que EmakumeEkin le ha permitido conocer personas clave con las que trabajar, le ha traído clientela, pero sobre todo gracias a la asociación, “me he dado cuenta de que todas tenemos las mismas inquietudes y las mismas barreras. Que se hacen más fáciles de llevar cuando estás acompañada.” Ciertamente, cuando las emprendedoras hablamos las unas con las otras y ponemos la perspectiva de género encima de la mesa, es cuando se toma mayor conciencia de dificultades comunes que no son de una misma, sino que son asociadas al género. Y entonces nos motivamos para saltar juntas esas limitaciones.

Seguramente, el clima de confianza e ir conociéndose poco a poco en los encuentros de la asociación han sido cuestiones importantes para materializar esta red. El ambiente profesional creado dentro de la asociación es crucial.

Quizás por eso, Natalia afirma que cuando necesita alguna experta, no duda en buscarla entre las asociadas de EmakumeEkin.

Esta experiencia compartida la resume como COLABORACIÓN en mayúsculas.

Entre las colaboradoras con las que trabaja regularmente están Silvia Oselka, Asun Carballo, Ainara Unamuno, Maite Lorenzo, además de Mónica Garate y Patricia Baena que conoció a través de la asociación. Forman parte de esta red profesional que trabaja según las necesidades de cada proyecto. Cada una es especialista en un campo, pudiendo abarcar desde la fotografía, las redes sociales o la arquitectura. Esto permite mejores resultados, abarcar proyectos más ambiciosos y poder ofrecer al mismo tiempo más especialización y un equipo multidisciplinar. Ha encontrado esta red de profesionales, un equipo líquido, mucho más que un tándem de colaboración.

TwitterLinkedInFacebookPinterestEmail