En un artículo anterior repasamos las claves para que los medios de comunicación se hagan eco de ti y de tu negocio. ¿Te has puesto ya con ello? En ese caso, es más que posible que te haya surgido una entrevista en una emisora de radio. Pues este post te viene que ni pintado, porque te vamos a desvelar los secretos para hacer que esa entrevista vaya mejor que bien. 

Y es que, a pesar de lo que cantaron The Buggles, ni el vídeo, ni internet­, han matado a las estrellas de la radio: de hecho, es el medio de comunicación que más confianza genera en las audiencias.

Vamos al grano. ¿Qué hacer para que tu entrevista vaya genial?

En primer lugar, prepárate bien. ¿Crees que las presidentas de Gobierno van ‘a pelo’ a las entrevistas? Pues tú tampoco. 

  • Piensa bien qué quieres contar. Prepara tus mensajes clave, dos o tres. Mejor aún, prepara un argumentario: incluye todos aquellos temas por los que te puedan preguntar y la respuesta adecuada. Piensa en los puntos débiles de tu negocio y prepara ‘los puentes’ para salir airosa en caso de que te pregunten por esas cuestiones.
  • Entérate bien a qué emisora vas y en qué espacio o programa te van a entrevistar. ¿Será grabado o en directo? ¿Cuánto durará la entrevista?
  • Averigua quién hará la entrevista. Lo más probable es que te haya contactado alguien del equipo de producción, y otra persona esté contigo en antena. Escucha algún programa y familiarízate con su estilo. Recuerda su nombre y utilízalo para dirigirte a él o a ella.
  • No pidas las preguntas, es poco profesional; pero sí puedes preguntar por el enfoque, por dónde van a tirar. Incluso, puedes tratar de conocer la primera pregunta.

¿Y el día D?

  • No lo dudes, acude a la emisora. En las entrevistas telefónicas es más fácil despistarse y perder el foco (al margen de que el sonido es peor). Además, los y las periodistas se acordarán de ti con mayor facilidad para otra ocasión si te ponen cara. También podrás compartir unos minutos antes y después de la entrevista.
  • ¿Estás un poco nerviosa? Llega a la emisora con tiempo, entra al baño, y adopta una postura de poder frente al espejo –piernas separadas, manos a las caderas. Sí, como la Mujer Maravilla. Mantenerte en ella un par de minutos aumentará tu confianza.
  • Sujeta un lápiz entre los dientes y lee un texto en voz alta, cuando te lo quites vocalizarás mucho mejor (si vas practicando en casa desde ya… pues mejor).
  • Durante la entrevista, sonríe. Nadie te ve, pero la emoción se transmite en tu tono a través de las ondas.
  • Lanza tus mensajes clave de forma reiterada: al principio de la entrevista, a la mitad y de nuevo al final, como refuerzo.
  • Ve al grano. Frases cortas, pocas cifras –y redondas–, cero tecnicismos… La radio se oye mientras se hace otra cosa: simplifica.
  • Y piensa que estás ‘ON AIR’ desde que entras hasta que sales del estudio. Las meteduras de pata por este tema son infinitas.

Antes de terminar, te recordamos que no hay por qué aceptar siempre una entrevista. Si algo no te convence, si no tienes claro tu titular o si la respuesta a la pregunta “¿Para qué voy?” no te satisface, ya habrá otra ocasión.

Se nos han quedado algunas cosas en el tintero, como ¿Qué hacer si te quedas en blanco durante la entrevista de radio? ¿Debemos corregir a la persona que nos entrevista si nos llama por otro nombre? ¿Si menciona un dato incorrecto? ¿Si no pregunta algo que consideramos relevante?

Así que volveremos con un segundo artículo con recomendaciones para hacer una entrevista de radio de nota. Si tienes alguna pregunta, déjala en los comentarios y trataremos de responderte en ese nuevo post.

la-radio-medio-vivo
TwitterLinkedInFacebookPinterestEmail