Ya sabes que este año Neskworking ha dejado de ser un evento para convertirse en Neskworking Progress, un itinerario para emprendedoras en el que también se puede participar asistiendo a eventos abiertos online (y muy transformadores). Este año el tema central es “Vender sin sufrir”. O, dándole la vuelta, cómo disfrutar haciendo labor comercial.

Este post es para que puedas sacar partido del programa, participes o no en él. Te hemos preparado un auto chequeo, una lista de preguntas que pueden ayudarte a adentrarte en el tema y a avanzar en tus respuestas.

Puedes coger boli y papel para trabajar sobre ello.

Antes de empezar a vender, un asunto clave: ¿Tienes claro a quién te debes dirigir?

Si tu respuesta tiene una sola palabra, necesitas profundizar. “Empresas” o “Familias” o “Vecindario” es como no decir nada. El mensaje que te estás mandando es demasiado general. Y el que probablemente estés emitiendo puede sonar muy difuso a tu público.

No es lo mismo “Empresas” que decir “Empresas de Tolosaldea que no cumplan todavía con la LOPD ”.

Mejor que “Familias”, es mucho más concreto “Familias monoparentales de Gasteiz interesadas en actividades artísticas”.

Y más fácil que hacer llegar tu mensaje al “Vecindario” es hacerlo a “Comunidades de vecinos/as que hayan instalado ascensor hace más quince años”.

Así tu mente se enfoca mejor y las oportunidades saltan más a la vista.

Una barrera mental que podemos tener ante esta idea de concretar, es pensar que si acoto mi público estoy limitándome o perdiendo un montón de oportunidades. Pero tranquila. Dirigirte a un público explícitamente y buscarlo proactivamente no significa limitarte. Las excepciones también llegarán a ti.

El ámbito geográfico, el nivel socioeducativo, la edad, los gustos, el estilo pueden ser cuestiones en las que puedes fijarte. Pero sobre todo enfócate en las necesidades a las que das respuesta. Eso que se llama “el punto de dolor”.

Te será mucho más fácil así reconocer a tu público cuando llega, y a tu público conectar contigo porque le hablarás en su idioma.

Ahora un par de preguntas:

  • ¿Qué es vender para ti? ¿Qué momentos disfrutas más?  ¿Cuáles te resultan más tediosos? Si ahora mismo pensaras “voy a salir a vender”, ¿qué sientes?
  • ¿Cómo estás alimentando tu red de contactos? ¿Qué pasos puedes dar para reforzarla o cambiar de formato por la situación actual?
  • ¿En qué medida los roles de género tradicionalmente asignados a las mujeres te afectan a la hora de hacer labor comercial? ¿Cómo haces para superar esas barreras y atreverte, avanzar y llevar la iniciativa?
  • ¿Qué competencias y habilidades tuyas te sirven para relacionarte con posibles clientes/as de forma natural? ¿De qué recursos internos no te cuesta esfuerzo echar mano para crear relaciones profesionales de calidad?
  • En tu mente, el producto que ofreces,  ¿en qué rango de calidad lo sitúas? ¿Se refleja eso en el precio?
  • ¿Qué tipo de acciones crees interesantes para poner en marcha de cara a acercarte de otra forma a esas personas que deseas contactar?

“La postergación no es pereza, es  miedo. Llámalo por su nombre correcto, y perdónate a ti misma/o” Julia Cameron, escritora y cineasta.

Si quieres informarte sobre los eventos que vienen, aquí tienes un resumen del programa y las actividades previstas en Neskworking Progress.

Neskworking Progress es un programa de EmakumeEkin que ha sido subvencionado por el Departamento de empleo, inclusión social e igualdad de la Diputación Foral de Bizkaia.

TwitterLinkedInFacebookPinterestEmail