Después de 3 meses trabajando con 12 mujeres emprendedoras en la tarea comercial, desde Neskworking Progress hemos recogido una serie de aprendizajes y conclusiones que queremos compartir.

Seguimos pensando que la tarea comercial viene muy marcada por el ideario colectivo y que, a nosotras, las mujeres, hay ciertas barreras que hacen una tarea costosa el hecho de salir a vender.

Hemos acompañado proyectos en diferentes estados de maduración, unas estaban aterrizando la idea de negocio, otras con un recorrido pequeño y otras reinventándose a consecuencia de la pandemia. Y eso ha sido muy enriquecedor también.

¿En qué ha consistido Neskworking Progress?

Para trabajar hemos utilizado diferentes herramientas que, combinado con otras formaciones ligadas a la venta, la comunicación y el movimiento corporal han hecho un programa muy centrado en revisar nuestros deseos y necesidades.

En la parte mas ligada al negocio, hemos utilizado herramientas para la reflexión, para poner encima de la mesa ese modelo de negocio que tenemos o queremos construir.

Qué queremos, cómo lo vamos a hacer y con quién vamos a ir de la mano en todo este proyecto, que también es parte de tu vida.

En otras ocasiones nos hemos centrado en identificar a quién queremos vender y con quién queremos trabajar o colaborar. Es importante hacer este ejercicio para identificar dónde vamos a poner el foco y diseñar las acciones que queremos llevar a cabo. En este apartado hemos fomentado, desde el acompañamiento, tomar la iniciativa para poner en marcha esas acciones. Acciones que tienen que ver con exponerse y con hacer visible nuestro proyecto.

Sacudir la vergüenza, respirar y pasar a la acción. Identificar el miedo que tenemos al rechazo o a exponernos como parte del proceso, pero sin que nos llegue a paralizar.

Otra de las cosas que hemos trabajado ha sido la revisión de los precios de los servicios o productos. En muchas ocasiones, la pasión por nuestro trabajo o la poca confianza nos hace poner unos precios que no se ajustan al servicio o producto que vendemos y que puede llevar a que nuestro proyecto no sea sostenible en el tiempo.

Confiar en nuestro criterio y defender unos precios justos.

Otra de las cosas que hemos potenciado ha sido la red. En las sesiones grupales se han generado sinergias, sororidad y ha habido un apoyo mutuo por parte de todas las participantes.

Generar una red profesional en el que se genere un aprendizaje colectivo.

Neskworking Progress, agradecimientos

Desde Emakumeekin solo nos queda agradecer. Agradecer a la Diputación Foral de Bizkaia por financiar esta iniciativa y agradecer a todas esas mujeres por su implicación y por ayudarnos a mejorar y seguir motivadas para seguir trabajando en el empoderamiento de mujeres emprendedoras.

Eskerrik asko!

TwitterLinkedInFacebookPinterestEmail