El próximo día 14 de Abril comenzamos la tercera edición del programa de Acompañamiento a Mujeres Emprendedoras, promovido por la Diputación Foral de Bizkaia. Este año cambia de nombre (Andrekintzaileak) pero el contenido, la ilusión por conocer a las nuevas compañeras, y las ganas de aprender de experiencias compartidas, son las mismas.

En este programa, tengo encomendada la formación en ventas. Impartimos el curso de ventas Conscious Sale que hemos diseñado en Interalde y que lleva varias ediciones demostrando que hay otra manera de enfrentarse a la difícil tarea comercial.

Desarrollamos una metodología de aprendizaje colectivo; en las sesiones las personas participantes ponemos en común nuestras experiencias con el fin de encontrar soluciones entre todas. Enfocamos la venta como una experiencia vivencial, no hay respuestas universalmente correctas.

Pero donde creemos que radica la diferencia de Conscious Sale con respecto a otros cursos de ventas son las herramientas que utilizamos para el desarrollo de las habilidades necesarias en la actividad comercial. Conscious Sale significa estar con atención plena en todos los momentos de la venta. Para lograrlo, recurrimos a Mindfulness.

Pero, ¿cuáles son los beneficios que aporta la meditación al proceso de venta?


1 – Una de los enfoques que se explican el primer día es que la labor comercial no implica manipular, engañar, o presionar. La venta es ayudar. Ayudar a la clientela a resolver sus problemas. Para ello, la herramienta más eficaz es nuestro cerebro. Tenerlo a punto, preparado para inventar soluciones novedosas que te diferencien de la competencia  es crucial. La meditación es el gimnasio de la mente. Nos ayuda a generar ese estado de calma atenta que nos permite escuchar con atención, empatizar con su problemática y diseñar una propuesta creativa que recoja la necesidad de nuestro/a cliente.

2 – La venta supone salir de nuestra zona de confort. Todos los días nos encontramos situaciones nuevas y personas diferentes con quienes tenemos que gestionar una relación profesional productiva para ambas. Por otro lado, estamos desarrollando una labor para la que, en teoría, nadie nos ha formado. Mindulness nos ayuda a mantener el equilibrio emocional y a desarrollar nuestros recursos para desenvolvernos eficazmente en la incertidumbre.

3 – Por el momento, la venta no forma parte de la temática habitual de las carreras universitarias (una cuestión extraña de la que hablaremos otro día). Nos enfrentamos a esta actividad sin formación y muchas veces, con actitud negativa. Tenemos todos los ingredientes para que la actividad comercial nos estrese de forma tóxica. Meditar nos ayuda a gestionar ese estrés y otras emociones negativas, a priorizar de forma ecuánime y no conforme a nuestro juicio emocional (me gusta, no me gusta),  y a sentirnos más a gusto vendiendo.

Los incontables beneficios de la práctica de Mindfulness están evidenciados por miles de estudios científicos (cada año se publican más de 500). Sin embargo, la mejor forma de comprobarlo es probando. Si quieres empezar, anímate con nuestras audiciones gratuitas en canal de invoox.

Empieza con la práctica de 3 minutos y repítela tres veces al día. Tardarás algún tiempo en ver los beneficios, pero la constancia tendrá su premio.

 

meditacion-ayuda-venta

 

¿Nos compartes por redes sociales? Eskerrik asko | Gracias.
Forma parte de nuestra comunidad EmakumeEkin, suscríbete al blog aquí y te mantendremos informada.

TwitterLinkedInGoogle+FacebookPinterestEmail