¡Increíble el ambiente del jueves en el Neskworking! La energía que generamos entre todas fue potente, positiva y espero que impulse nuestras empresas por un tiempo. 

Además de la energía, que a estas alturas del año bien fenomenal para las que estamos funcionando con la batería de emergencia,  aprendí varias cosas muy útiles:

1 – Nos unen muchísimas cosas. A pesar de la diferencia de edad, trabajar en distintos sectores, las mujeres emprendedoras compartimos inquietudes, aspiraciones, amor por lo que hacemos, temores, oportunidades,…

2 – Tenemos energía y motivación para hacernos visibles. Queremos aportar nuestra forma de hacer a la cultura empresarial. Da igual que tengamos una empresa en proceso de internacionalización o estemos en los inicios, generando autoempleo, queremos respeto y reconocimiento por atrevernos a poner en marcha nuestra idea de negocio.

3 – La perseverancia y la resiliencia son valores en alza en el emprendimiento. El Neskworking se gestó como objetivo de EmakumeEkin hará dos años. Por el camino, se han sucedidos varios “noes” que nos impulsaron a continuar. ¿Os suena? Seguro que en vuestras empresas en algún momento habéis tenido que recurrir a estas habilidades para no tirar la toalla. Mucho ánimo porque, como visteis el jueves, al final, se consigue.

4 – Todas tenemos ganas de sumar. El esfuerzo que supuso organizar este evento fue recompensado con creces por todo lo recibido. Y quiero dar las gracias de corazón:

Eskerrik asko bihotz bihotzez!

Espero que hicierais conexiones interesantes, que a estas alturas ya hayáis contactado con la mayoría y que os quedarais con ganas de más: de conocer a más emprendedoras, de que durara más y de asistir al próximo.

¡Nos vemos este otoño en Gipuzkoa!

Imágenes: Naroa Fernández

TwitterLinkedInGoogle+FacebookPinterestEmail