Cuando tienes una idea, un proyecto empresarial o artístico son muchas las incertidumbres a las que te enfrentas. ¿Será tan buena idea como pienso? ¿Le gustará a la gente? Una de las que más dolores de cabeza nos genera está relacionada con la financiación: ¿lo conseguiré?

En mi caso personal, como fundadora, directora y creativa de Libertad Avenue, logré financiar, mediante la fórmula de crowdfunding, el primer lanzamiento de mi marca Libertad Avenue (calzado y accesorios sostenibles para ciclistas urbanos). Por el camino recolecté infinidad de aprendizajes. En este artículo comparto las claves de cómo hacer una campaña de financiación colectiva exitosa.

Fases de una campaña de crowdfunding

Una campaña de este tipo tiene tres etapas: el lanzamiento, la meseta y el cierre de campaña.

El lanzamiento.

Durante esta primera fase se capta la atención de las personas. Muchas, sienten escepticismo y a pesar de que tus productos o servicios les gusten, piensan que participarán si ven que el proyecto va a conseguir llegar a meta. Es muy importante asegurar aportaciones para este primer momento y comunicar cada día los logros conseguidos.

Aprendizajes de un Crowdfunding

La meseta.

Esta etapa se consigue cuando ha transcurrido el momento inicial de interés y expectación. Deja de ser noticia y nadie recuerda que tu proyecto está en campaña.

Es el momento de comunicar los atributos de tu producto o servicio e intentar establecer un vínculo emocional con las personas interesadas. Se trata de establecer una comunicación más emocional que racional, de enamorar a tu potencial clientela y demostrar que tienes la capacidad de cumplir tus promesas si alcanzas la meta.

Cierre de la campaña.

Esta etapa se concentra en los últimos días de la campaña. Llegas a la meta, pero la campaña sigue abierta hasta el día que determinaste al iniciarla. Es recomendable que no dure más de 30 días. Ya que tanto para la emprendedora como para los participantes es agotador.
Hay que tener en cuenta que cuando llegas a la meta las plataformas sitúan tu proyecto en la página principal, ganando visibilidad y confianza. Por lo tanto, es muy favorable que llegues a la meta unos días antes para ganar realizar más ventas en ese momento de máxima visibilidad.

Aprendizajes de un Crowdfunding

4 aprendizajes en una campaña de crowdfunding

1 – Define una meta que puedas conseguir en menos tiempo.

En mi caso, conseguí la meta con 48 horas de anticipación y vendí, en ese momento y en ese tiempo, proporcionalmente más que en ningún otro momento de la campaña. Si volviera a hacer una campaña de este tipo, bajaría la meta e intentaría llegar antes para tener mi producto en portada más tiempo.

2 – Elige la plataforma más adecuada para los objetivos de tu proyecto.

Existen muchas plataformas para hacer una campaña de financiación colectiva: algunas nacionales, enfocadas a proyectos sociales, arte y cultura, otras internacionales algunas enfocadas en Japón, etc.

Es fundamental tener claro el objetivo más allá de la venta, a qué estrategia responde la elección de la campaña.

Por ejemplo, en el caso de Libertad Avenue, utilicé la plataforma Kickstarter, con base en NYC es una de las más reconocidas a nivel internacional y con foco en perfiles creadores e inventores. En esta plataforma, por ejemplo, no pueden participar grandes empresas. Fue elegida para poder testear el interés del producto más allá de nuestras fronteras.

Otras posibles plataformas son:

3 – Busca financiación a través de entidades bancarias una vez has cerrado la campaña de crowdfunding.

Una vez cerrada la campaña, mi siguiente paso fue acudir al banco en busca de financiación. Con ventas demostradas y con un 28% de internacionalización resulta más sencillo conseguir financiación que simplemente explicando el proyecto.

4 – Dedica tiempo y recursos a tu campaña de crowdfunding.

Un crowdfunding no se hace solo. No basta con subir tu producto estrella a la plataforma y esperar que la gente compre. En mi caso personal, antes de hacerlo, hice un curso sobre cómo hacer una financiación colectiva, que sólo abordaba aquellos aspectos que son necesarios hasta el lanzamiento.

La realidad es que se trata de una experiencia exigente, a la que dedicar tiempo si quieres obtener resultados.

En resumen, definir y poner en marcha una campaña de crowdfunding para obtener parte de la financiación que necesita tu proyecto o idea de emprendimiento, es una herramienta útil y práctica para asegurar su viabilidad financiera y minimizar riesgos antes de dar el paso y solicitar un posible crédito.

TwitterLinkedInFacebookPinterestEmail